RAVIOLONES DE REMOLACHA CON RICOTA, JAMÓN Y QUESO.

Fuego: Alto

Tiempo de cocción: 5 minutos

Rendimiento: 4 porciones

 

Ingredientes:

Huevos, 1 u

Aceite, 45 ml

*Fécula de maíz, 150 g

*Fécula de Mandioca, 150 g

*Leche en polvo descremada, 150 g

*Goma Xántica, 6 g

Remolacha cocida, 50 g

Sal,  a gusto

Ingredientes para el chicle:

Fécula de mandioca, 55 g

Agua, 175 ml

* Mezclar los ingredientes y utilizar como "mezcla de harinas".

Relleno:

Jamón apto para celíacos, 100 g

Queso dambo, 100 g

Ricota de corte, 100 g

Procedimiento de la pasta:

Cocinar la remolacha con cáscara hasta que quede bien tierna para puré.

Pelar y  procesar con los huevos, aceite, sal y reservar.

 Mezclar muy bien en un recipiente, fécula de maíz, fécula de mandioca, leche en polvo y goma xántica, que serán nuestra mezcla de harinas.

En un recipiente colocar la mezcla de huevos, remolacha, aceite y sal, colocar 125 g de nuestra mezcla de harinas, mezclar, hasta eliminar los grumos y lograr una crema.

Proceder a realizar el chicle de mandioca.

En una cacerola colocar el agua y la mandioca en frío, mezclar e integrar bien y llevar a fuego fuerte, sin dejar de revolver, hasta que se forme un chicle transparente y se separe del fondo de la cacerola.

Esta operación puede durar aproximadamente de 6 a 7 minutos.

Añadir la totalidad del chicle a la crema anteriormente obtenida y comenzar a integrar con la ayuda de una cuchara de madera, revolviendo enérgicamente, no debe quedar ningún trozo de chicle sin integrar a la mezcla.

Añadir de a una cucharada de la mezcla de harinas, hasta obtener una masa lisa y lo más elástica posible, amasando.

Es importante no agregar una cucharada de mezcla de harinas hasta que la cucharada anterior haya sido incorporada a la masa.

Cubrir con film la masa para que no se seque y pierda su humedad.

Colocar la masa encima del molde, rellenar, pintar los bordes y cubrir con otra masa estirada, cuidando que no quede aire en los raviolones.

Recortar con palote separando la base de los raviolones.

Disponer sobre una asadera con fécula de maíz y dejar descansar 10 minutos en la heladera.

Cocinar la pasta en abundante agua hirviendo con sal y aceite, aproximadamente 7 minutos. 

Retirar con espumadera.

Servir con la salsa deseada.

Comparte!