Hummus y salsa Tahini

HUMMUS

Ingredientes (para unas 6 u 8 personas):

  • 2 vasos de garbanzos cocidos (unos 400 gramos)
  • 2 cucharadas grandes de tahini (si no tienes esta salsa te explicamos cómo hacerla)
  • 1 diente de ajo
  • 1/3 de una cucharada pequeña de sal
  • 1/2 cucharada pequeña de comino molido
  • el jugo de medio limón
  • un poco de pimentón
  • perejil
  • un chorrito de aceite de oliva
  • 1/2 vaso de agua

 

 

  1. Enjuaga bien los garbanzos bajo el chorro de agua del grifo. Escúrrelos y échalos todos en el vaso de la batidora. .
  2. Añade a los garbanzos el diente de ajo pelado, la sal, el comino, el jugo de limón y la salsa tahini. Bate bien y ve añadiendo agua poco a poco hasta que quede una mezcla cremosa pero con cuerpo. No te pases con el agua, debe quedar con una textura similar a un guacamole.
  3. Ahora pasa el hummus a un bol 
  4.  Luego decora con un poco de perejil picado y pimentón al gusto.
  5.  Remata el hummus con un chorrito de aceite de oliva y listo.

 

 

TAHINI – RECETA PASO A PASO

 

Tahini. La salsa Tahini, también llamada Tahina o Tahin, es una pasta de sésamo que se utiliza para untar directamente en pan o como complemento para otras recetas como el hummus.

Las cantidades de esta recetas rinden para unas 2 o 3 cucharadas de salsa o pasta Tahini.

Ingredientes para hacer Tahini:

  • 2 cucharadas de sésamo 
  • 4 cucharadas de líquido (agua, aceite de semillas o aceite de oliva)
  • 1 pizca de sal

1º) Si el sésamo no está tostado enjuagalo bajo el chorro de agua del grifo y escúrrelo bien. Luego echa el sésamo en una sartén grande y pon a fuego medio-alto unos 5 minutos hasta que el sésamo se dore un poco (ten en cuenta que no cambia mucho de color). Si el sésamo que tienes ya está tostado sáltate este paso.

2º) Deja que se enfríen las semillas de sésamo. Luego ponlas en una picadora o un molinillo eléctrico y añade el líquido que elijas y una pizca de sal (muy poca).

3º) Pica todo muy bien,  al ser poca cantidad de tahini la que preparamos el sésamo tiende a pegarse en las paredes de la picadora. Empuja con una espátula los ingredientes hacia el centro y vuelve a picar.

4º) Repite el proceso del paso anterior hasta que quede una pasta más o menos lisa. Si fuese necesario puedes añadir un poco de agua para que quede más suave.

5º) No hace falta que quede una salsa fina fina. Una vez que está todo bien triturado es más que suficiente.

 

Comparte!