Grisines

RECETA 1:

 

  • Premezcla 2 tazas
  • 1 ½ cucharadita de Polvo leudante
  • ¾ cucharadita de Sal
  • ½ cucharadita de Goma xántica
  • 90 gramos de Manteca
  • 2 cucharadas de Orégano
  • 2 Huevos
  • Agua fría cantidad necesaria

 

Comenzaremos precalentado el horno a 200°C.

Poner los ingredientes secos en un bols. Mezclar. Agregar la manteca y formar una arenilla. No debe quedar una masa y es preciso que se vean los grumos de manteca. Agregar el orégano o cualquier otro condimento a elección.

Paso siguiente agregar los huevos y mezclar hasta formar una masa lisa y suave. Sólo si esto no ocurre, agregar agua de a cucharadas.

Seccionar la masa en 3 porciones y estirar cada una sobre 2 separadores para freezer.

El grosor deberá ser de 0.5 mm. Con la ayuda de un cuchillo, cortar la masa en tiras de 1 cm de ancho x 20 cm de largo.

Colocar las tiritas sobre una placa para horno y cocinar en horno fuerte por 15 minutos o hasta que estén un poco doradas.

Nota: En el caso que no sea de nuestro agrado el orégano, lo podemos reemplazar manteniendo las cantidades por cualquier otra hierba aromática, o condimento a elección.

 

RECETA 2:

  • 2 tazas de harina sin gluten y cantidad extra
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de semillas de lino molidas
  • 1 taza de agua caliente (pero que no hierva!)
  • 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • sal, pimienta negra
  • semillas de sésamo (opcional)

Precalentar el horno a temperatura moderada, 190 grados .

En un bol grande, colocar las harinas, las semillas de lino trituradas, una pizca de sal y otra de pimienta negra, la levadura y mezclar. Hacer un hueco en el centro, y agregar la taza de agua junto con el aceite de oliva.

Con una cuchara sopera, comenzar a mezclar la preparación, hasta que se haya absorbido la harina.

Luego, espolvorear harina de a poco y amasar con tus manos hasta que quede un bollo que puedas manipular sin pegotearte los dedos, pero no agregues más de 2-3 cucharadas de harina, pues si te pasas quedaran muy secos.

Corta con tus manos, trocitos y amásalos como un churro. Cuando están listos, puedes espolvorear semillitas de sésamo o pimienta negra en la mesada donde estás trabajando para que se adhiera a los grisines.

Colócalos en una placa de horno ligeramente enharinada.

Cocinar por 10-15 minutos máximo, según el horno,. Gíralos para que se cocinen de forma pareja y que no se quemen.

Si los cocinas de más, quedaran muy secos, controla que no se pasen! Puedes conservarlos por unos días en envase con tapa o en bolsitas de cierre hermético.

Comparte!