Una dieta sin gluten es más sana si la basamos en alimentos y no en productos sin gluten


Cada vez son más las personas que adoptan una dieta sin gluten sin ser celiacos y ello se debe en gran parte a la creencia de que comer sin gluten es un buen recurso para cuidar la salud. Sin embargo, una dieta sin gluten no siempre se traduce en más beneficios sino que, si queremos una dieta sin gluten más sana, la clave está en basar la misma en alimentos y no en productos sin gluten.

Un estudio reciente vincula la dieta sin gluten a mayor riesgo de sufrir diabetes tipo 2, una enfermedad muy ligada a los hábitos de vida y sobre todo, a la alimentación que llevamos. Y aunque asociación no implica causalidad, nos invita a cuestionar cuán sana puede ser una dieta sin gluten si basamos la misma en productos gluten free.

 

Alimentos sin gluten vs. productos sin gluten

Hay una gran tendencia al consumo de productos sin gluten o alimentos etiquetados como "gluten free" que podemos conseguir, a un alto costo en el supermercado.

Estos productos han sido diseñados para "vender" y aunque ayudan a diversificar la dieta del celíaco que no tiene otra opción que comer sin gluten, también intentan ser igual de apetecibles que los productos con gluten, por ello, su calidad nutricional deja mucho que desear.

Como cualquier alimento procesado los productos sin gluten, libres de gluten o gluten free son de escaso valor nutricional, y tienen menos fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes así como más sodio, azúcares y grasas trans que los alimentos sin gluten.

No es lo mismo llevar una dieta sin gluten basada en alimentos, en ingredientes sin etiqueta, frescos y estacionales que llevar la misma sólo a base de productos o alimentos procesados.

De hecho, incluir en una dieta sin gluten variedad de cereales como el arroz integral, la quinoa, el amaranto u otros, frutas, verduras, carnes, pescados, frutos secos y semillas es mucho más sano y barato que llevar una alimentación basada en galletas libres de gluten, comidas congeladas gluten free y semejantes que sin duda serán de mayor índice glucémico, más concentrados en calorías y de peor calidad, por ello, en nada benefician la salud.

Si llevamos una dieta sin gluten por cuestiones de salud, debemos saber que basar la misma en productos y no en alimentos puede tener el efecto contrario, pues la clave está en comer menos procesados y más alimentos o ingredientes frescos, sin etiqueta.

 

http://Gabriela Gottau 11 Marzo 2017

Comparte!