Provocación con gluten


Dieta de provocación para el diagnóstico de la enfermedad celiaca

La dieta de provocación con gluten consiste en la reintroducción del gluten en la dieta para confirmar un diagnóstico no claro de la enfermedad celíaca, siempre bajo vigilancia médica. No siempre se realiza esta prueba de provocación con gluten.

La prueba de la provocación con gluten no se considera necesaria para confirmar el diagnóstico de la enfermedad celiaca en los adultos. Incluso se considera potencialmente peligrosa, ya que puede presentar serios inconvenientes por la precipitación de reacciones importantes tras su reintroducción

La dieta de provocación está indicada en los casos en que se inició una dieta sin gluten antes de realizar la primera biopsia o tener un diagnóstico de la enfermedad celiaca. No se debe de comenzar una dieta de provocación con gluten sin la prescripción ni la vigilancia de un médico especialista. La provocación con gluten no debe realizarse en aquellos pacientes con sospecha de enfermedad celiaca que padezcan además otra enfermedad autoinmune u otro proceso crónico severo.

En la mayoría de las personas celiacas después de una dieta de provocación con gluten aparece una atrofia de las vellosidades intestinales en los primeros meses. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que existe un número muy pequeño de pacientes que, tras la fase de provocación con gluten, no sólo no experimentan síntomas clínicos, sino que las biopsias practicadas eran normales, sin embargo, después de un seguimiento de 8 o más años, se pudo observar recaída histológica (atrofia de las vellosidades), que se recuperó al retirar definitivamente el gluten de la dieta.

No existe hasta el momento una explicación satisfactoria para la demora en la presentación de la lesión en estos casos, aunque en ocasiones el retraso de la recaída pueda deberse la a escasa ingestión de gluten.

La retirada de gluten sin tener un diagnóstico definitivo es una actitud incorrecta que puede producir un falso negativo en la prueba de diagnóstico. Siempre que exista una sospecha clínica fundada de la existencia de enfermedad celiaca, el paciente deberá acudir a su médico especialista para ser diagnosticado antes de suprimir el gluten de la alimentación.

http://www.celiacos.org/

Comparte!