Enfermedades autoinmunes


El sistema inmunológico tiene como principal misión proteger a nuestro cuerpo de agresiones externas, es decir, de enfermedades e infecciones. Sin embargo, en algunas ocasiones, esta defensa puede volverse en nuestra contra, y ataca a células sanas generando lo que se conoce como enfermedades autoinmunes.

Existen más de ochenta patologías de este tipo, pueden afectar a cualquier parte del cuerpo y a cualquier persona de cualquier edad, y tienden a ser hereditarias. Se desconoce el origen de este fallo en el sistema inmunológico y su diagnóstico es complicado, ya que muchas de ellas comparten síntomas, haciendo así difícil saber, no sólo que se sufre una de estas enfermedades, si no cuál de ellas. 

En la mayoría de casos, estas enfermedades no se pueden curar, pero gracias a los avances de la medicina pueden ser tratadas con gran eficacia. Las más conocidas son: Lupus, Esclerosis Múltiple, Celiaquía, Diabetes tipo I y Artritis reumatoide.

 

Lupus

El lupus  es un trastorno autoinmune que, en sus estados más graves, puede llegar a causar la muerte. Como en todas las enfermedades de este tipo, puede afectar a cualquier persona independientemente de su sexo, edad o raza. Sin embargo, se sabe que tienen más riesgo de sufrirla las mujeres, aquellos con una edad comprendida entre los diez y los cincuenta años y los que pertenecen a la raza negra o asiática.
 

fiebre



Entre sus síntomas principales destacan entre otros:
Dolor torácico al respirar profundamente.
Fiebre
Sensibilidad a la luz solar.
Erupciones cutáneas.
Inflamación de los ganglios linfáticos.Fatiga.

No existe cura para esta enfermedad, pero existen medicamentos y cremas que ayudarán a aliviar los síntomas. Además, se recomienda usar ropa protectora, gafas de sol y un protector solar alto para combatir los efectos nocivos del sol en la piel cuando se esté en el exterior.

Esclerosis Múltiple

La Escleorosis Multiple es una enfermedad autoinmune que afecta al cerebro y a la médula espinal. Son las mujeres quienes la sufren principalmente y, por lo general, a edades comprendidas entre los veinte y los cuarenta años.

Los síntomas varían significativamente según la zona afectada y la gravedad en que lo sea. Así estos pueden durar días, semanas e incluso meses, siendo frecuente que la enfermedad aparezca cada cierto tiempo, aunque a veces no existen períodos de remisión. Destacan:

medicina



  Pérdida del equilibrio y problemas de coordinación.

  Espasmos musculares.

  Entumecimiento en la zona afectada.

  Problemas para utilizar algún miembro.

  Temblores y mareos.

   Incontinencia y aumento de la necesidad de orinar.

   Estreñimiento y escape de heces.

  Problemas oculares (visión doble, pérdida de visión, molestia en los ojos…).

  Pérdida de memoria

  Dificultad para razonar y/o hablar.

Algunos medicamentos pueden ayudar a tratar esta enfermedad sin cura pero, además, es conveniente evitar los baños calientes, la exposición al sol y el estrés, ya que podían provocar un empeoramiento, al igual que la fiebre.

Celiaquía

La celiaquía o intolerancia al gluten es una patología que puede aparecer a cualquier edad y que, al contrario que las dos enfermedades autoinmunes anteriores, afecta en mayor medida a hombres. 
 

cereales



Se caracteriza por dañar el revestimiento del intestino delgado como consecuencia de la ingesta de gluten presente en el trigo, la cebada, el centeno y posiblemente la avena, impidiendo la absorción de algunos nutrientes esenciales.

Los síntomas de la celiaquía son diferentes en cada persona, lo que dificulta considerablemente su diagnóstico, pero los más comunes son:

  Dolor abdominal.

  Estreñimiento.

  Diarrea.

  Alteraciones en el apetito.

 Pérdida de peso inexplicable.

  Nauseas y vómitos.

  Retraso en el crecimiento en el caso de los niños.

Esta es una de las enfermedades más fáciles de tratar porque, aunque no existe una cura posible, puede controlarse fácilmente siguiendo una dieta adecuada.

Diabetes tipo I

La diabetes tipo I se trata de una enfermedad autoinmune crónica diagnosticada con mayor frecuencia en niños, adolescentes o adultos jóvenes, caracterizada por niveles altos de azúcar (glucosa) en sangre. 
 

diabetes



Algunos de sus síntomas son:

  Visión borrosa.

  Pérdida de sensibilidad u hormigueo en los pies.

  Sensación de hambre y sed.

  Pérdida de peso sin causa aparente.

  Aumento de la necesidad de orinar.

La diabetes tipo I puede controlarse fácilmente siguiendo una buena dieta y practicando regularmente ejercicio.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoidea es un trastorno autoinmune que provoca la inflamación de las articulaciones y los tejidos circundantes. Puede presentarse a cualquier edad, aunque es más común en mujeres de mediana edad. 
 

 

mano



Sus síntomas más comunes son entre otros:

  Rigidez matutina.

  Dolor articular.

  Pérdida de movimiento de las articulaciones.

Una vez diagnosticada, esta enfermedad requiere tratamiento de por vida al igual que el resto. Este consistirá en la ingesta de medicamentos, la posibilidad de recurrir a fisioterapia, la realización de ejercicios recomendados y, en algunos casos, cirugía.

Fuente: MedlinePlus

Gracias a nuestra compañera Georgina Saldaña por brindarnos la informacion

  

 

Comparte!