Enfermedades asociadas a la enfermedad celiaca


La celiaquía no diagnosticada, no viaja sola.

Esta semana colabora con nosotros una estudiante de medicina de la Universidad de Extremadura. Visto el interés que generan en los lectores los artículos referidos a enfermedades asociadas, que padecemos cuando sufrimos una enfermedad celiaca no diagnosticada, hemos pedido a Beatriz Cantero que elabore una lista de estas y como afectan a nuestro organismo. Recordad que estas patologías solo los sufren personas que padecen la enfermedad celiaca y no realizan una dieta sin gluten.

Como estudiante de medicina que soy, desde mi conocimiento, desde la información recolectada y desde la ayuda de alguno de mis compañeros, quiero aportaros un granito de arena en esta montaña de información que no viene nada mal ante todas las dudas que pueden presentarse en este camino, tanto si eres recién llegado o si llegaste hace ya tiempo.

Como todos sabemos, la enfermedad celiaca, es una enfermedad autoinmune (las defensas de nuestro cuerpo atacan a nuestras propias células), y por ello, es inevitable que a lo largo de la dolencia surjan otras enfermedades asociadas del mismo tipo.

Quiero dejar muy claro desde el principio que no todos los celiacos (por si no tuvieran poco ya…) pueden sufrir alguna otra enfermedad sumada a la que ya padecen, pero sí que a algunos les toca. La mejor manera de evitar esto es seguir meticulosamente la dieta sin gluten.

Os muestro un poquito, a modo de resumen, las enfermedades que pueden acompañar a la celiaquía:

  1. La estomatitis aftosa, conocida como “llagas” de toda la vida, aunque parezca un síntoma, en realidad también puede definirse como una enfermedad que acompaña a la celiaquía, sobre todo cuando se trata de Estomatitis Recurrente Aftosa. ¿Qué persona celiaca no tiene o a tenido esas molestas llagas? Es una patología común, y mucho mas si se habla de intolerancia al gluten, van agarraditas de la mano. En un par de días se irá, pero seguro que para volver ;) .
  2. El gluten ataca a nuestro epitelio gástrico, SÍ!! Eso ya lo sabemos, pero también ataca a nuestra piel. ¿De que manera? Convertida en Dermatitis Herpetiforme. En forma de ampollas, que pican y mucho. Si te sale en un codo, también sale en el otro, si ataca a una rodilla, a la otra por igual… De un lado a otro, siempre de manera simétrica. Pero ¡ojo! NO TODO CELIACO PADECE DERMATITIS, PERO SÍ TODO AFECTADO DE DERMATITIS PRESENTA HIPERSENSIBILIDAD AL GLUTEN. Por eso sigue con tu dieta, si tienes dermatitis, mejorarás seguro.
  3. Como buena enfermedad autoinmune, otro órgano afectado es el tiroides, produciéndose Enfermedad Tiroidea Autoinmune. Lo que mas se produce es: Hipotiroidismo (el que engorda), Hipertiroidismo (el que adelgaza) y Tiroiditis (inflamación). Las defensas de algunas personas confunden a la proteína del gluten con el tiroides, por ser muy similares, y lo atacan. Este tiroides que está siendo atacado, deja de desarrollar su función correctamente, su maquinaria se “estropea”. En casi todos los casos en los que se realiza correctamente la dieta, no sería necesaria la medicación, el tiroides poco a poco volvería a su funcionamiento normal.
  4. También tenemos que tener presente la Colitis Microscópica.  En un principio los síntomas son idénticos, hay que hacer un buen diagnóstico para diferenciar estas dos enfermedades. A una persona celiaca en la que no cesan las diarreas a pesar de tener una dieta sin gluten, ¡Hay que mirarle el colon! Posiblemente éste se encuentre afectado.
  5. Ahora, si hay una enfermedad asociada a la celiaquía que se lleva la palma esa es el Síndrome de Sjögren, ese que te seca la boca, los ojos, te desgasta los dientes, que hace que te quedes ronco, que tengas problemas a la hora de tragar, pero sobre todo que te cansa, te cansa mucho, hasta el agotamiento.
  6. También existe deterioro de la salud mental. Puede aparecer depresión, confusión mental, alteración de la memoria… Al estar muchos de los productos sin gluten exentos de algunas vitaminas, por no estar fortificados con ellas, pueden producirse deficiencias que afecten a nuestro sistema nervioso. Por ello si tienes que tomar vitaminas, ¡tómalas! No pasa nada. También afecta al estado de ánimo el cambio de alimentación, es un cambio muy radical, pero las personas estamos capacitadas para adaptarnos.
  7. La afectación a la fertilidad es otra de las asociaciones. Puede producirse impotencia, dificultad para quedarse embarazada, abortos de repetición… Cuando la enfermedad celíaca está tratada, todo esto es más difícil que suceda, ya que la dieta sin gluten iguala la probabilidad a la de un embarazo normal, igualmente vigilando el correcto aporte nutricional y vitamínico para el desarrollo del bebé.

Existen otras muchas manifestaciones como la Miastenia Gravis, el Linfoma intestinal (que es uno de los mayores riesgos si no se instaura la dieta correctamente), Fibrosis quística, Síndrome de Down, Nefropatía IgA… Me he limitado a contaros las más llamativas y comunes.

El único tratamiento para la enfermedad celíaca es una dieta sin gluten de por vida. Si estás realizando una correcta dieta SIN GLUTEN no desarrollarás estas patologías, o si has comenzado la dieta hace poco estas remitirán al reestablecerse los valores nutricionales y bioquímicos de tu organismo.

Muchísimas gracias por la oportunidad, por leerme y un saludo grandísimo.

Beatriz Cantero

Estudiante de medicína. Universidad de Extremadura.

 

http://www.celiacos.org/

Comparte!