Diabetes y celiaquía


Diabetes y celiaquía guardan una estrecha relación según los expertos. De hecho la Asociación Americana de Diabetes (ADA), recomienda realizar las pruebas de la celiaquía en los 5 primeros años posteriores al diagnóstico de la diabetes tipo 1, y después realizarlas cada tres años. Los diabéticos son uno de los grupos de riesgo de celiaquia más claros.

La diabetes tipo 1, al igual que la celiaquía, es una enfermedad de carácter autoinmune. La prevalencia a nivel mundial de la diabetes tipo 1 no deja de aumentar y algunos estudios señalan que anualmente llega a darse un incremento del 5% a nivel mundial. Se desconoce las causas por las cuales se origina esta enfermedad, pero lo que sí parece estar claro es su relación con la celiaquía. Según datos de ADA, un 4,4% de los pacientes de diabetes tipo 1 son también celiacos y en muchas ocasiones esta segunda enfermedad aún la desconocen.

Celiaquía y diabetes

 

De ahí la recomendación que realizan desde ADA de controlar de manera más exhaustiva si se produce el desarrollo de la celiaquía en los pacientes diagnosticados de diabetes tipo 1 especialmente en los primeros años del diagnóstico. De hecho un estudio reciente realizado con la colaboración de ADA muestra que pacientes celiacos a los que se les introdujo una ingesta controlada de gluten tenían mayor cantidad de anticuerpos pancreáticos (denominados ICA y vinculados con la producción de insulina), que aquellos celiacos no expuestos al gluten. Esto ha llevado a los responsables a barajar la posibilidad de que los pacientes con diabetes tipo 1 “con mal control metabólico” puedan ser celiacos no diagnosticados.

Por tanto, la diabetes tipo 1 sumada a un diagnóstico de celiaquía complicaría aún más la calidad de vida del paciente, aunque es importante destacar que ambas enfermedades tienen varias cosas en común: son autoinmunes, no tienen cura y ambas permiten una calidad de vida saludable siempre y cuando estén diagnosticadas y bien controladas.

Así la diabetes tipo 1 viene a sumarse a la lista de enfermedades asociadas con la celiaquia.

Diabetes tipo 1

Se trata de una enfermedad de carácter autoinmune. Aunque su origen exacto se desconoce, se sabe que afecta más a niños, adolescentes y adultos jóvenes. La diabetes tipo 1 se produce porque nuestro cuerpo ataca por error las células que producen la insulina del páncreas y ésta hormona, la insulina, es imprescindible para movilizar el azúcar de la sangre hasta las células, la glucosa. Una vez que la glucosa llega a las células se almacena y después se usará para obtener energía. Sin embargo si no se produce la insulina suficiente la glucosa no entra en las células y se produce la denominada hiperglucemia que supone un cuadro sintomatológico que incluye sed, hambre, cansancio, visión borrosa, micciones frecuentes, etc.

Comparte!