Análisis serológico


¿Qué es el análisis serológico?

Es una prueba que se realiza en todos los casos, pero que no es válida por sí sola, siempre ha de ir acompañada de las demás para llegar a realizar el diagnóstico cierto.

Esta prueba es la primera que se hace ante una sospecha de enfermedad celíaca o patología relacionada con el gluten. Si a la persona le salen los anticuerpos positivos, es posible que sea celíaco, y entonces se procede a realizar el resto de pruebas.

El problema es que hay muchísim@s celíac@s a los que esta prueba les sale negativa. Es un error por parte de la comunidad médica descartar la enfermedad sólo por este dato.

Si hay indicios reales de celiaquía y una sintomatología compatible, aún con anticuerpos negativos, afortunadamente algunos médicos siguen buscando el diagnóstico definitivo mediante la biopsia y el análisis genético.

 

¿Qué son los anticuerpos?

Los anticuerpos, o inmunoglobulinas, son proteínas que genera el sistema inmunitario al detectar sustancias dañinas (antígenos).

Circulan por la sangre con la misión de neutralizar los elementos externos, como bacterias parásitos o virus: desempeñan un papel importantísimo en el sistema inmune humano.

Cada tipo de anticuerpo defiende al organismo de un antígeno específico. El problema en la enfermedad celíaca es que se considera el gluten un elemento dañino, y se ataca el propio tejido sano (el intestino).

 

¿Cómo se hace el análisis serológico?

Un simple análisis de sangre da todos los datos que se necesitan. Anteriormente se buscaban sólo los Anticuerpos Antigliadina (AGA) pero ahora se ha visto que hay muchos más que están relacionados con la enfermedad celíaca. Es posible que pidan todos ellos, o sólo algunos.

Es muy importante que no hayas dejado de consumir gluten en el momento de la prueba. Si no hay gluten en el cuerpo, es muy probable que la prueba de un “falso negativo”.

El método más fiable y más extendido es el ELISA, “Ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas”

 

¿Cuáles son los marcadores serológicos de la celiaquía?

  • Anticuerpo antitransglutaminasa tisular (anti-tTG): Pueden ser de tipo IgA o IgG: El IgA es el más sensible, pero ambos son los más utilizados para el diagnóstico.
  • Anticuerpos frente al péptido desamidado de la gliadina (anti-DGP): De tipo IgA  o IgG, suelen ser negativos en menores de 2 años, y, al igual que los anteriores, pueden ser un indicador del buen cumplimiento de la dieta en personas que los tienen positivos en el momento del diagnóstico.
  • Anticuerpos antiendomisio (EMA): Actualmente es el más recomendado por su alta especificidad. Se observa el daño permanente de la mucosa intestinal, y suelen dar positivos en gran parte de los celíacos, especialmente si presentan dermatitis herpetiforme.
  • Anticuerpos antireticulina (ARA): Son menos sensibles y específicos, tan sólo un 60% de personas celíacas los tienen, por ello no son muy utilizados.

Recordamos que ninguno de estos marcadores es 100% fiable, siempre hay que realizar otras pruebas para llegar a tener el diagnóstico

 

¿Puedo tener los marcadores serológicos negativos y ser celíac@?

Totalmente. La ventaja de tener los anticuerpos positivos es que pueden servir de control de la dieta sin gluten. Cuando ya se sabe el diagnóstico y se trata la enfermedad celíaca mediante la dieta estricta sin gluten, los niveles de anticuerpos deberían dar negativos. Sin embargo, el hecho de que den positivos, puede indicar que la dieta no se está siguiendo correctamente.

Las personas con anticuerpos negativos no pueden llevar este control. Actualmente se está desarrollando un método para detectar la presencia de gluten en heces y orina, lo cual sería muy beneficioso para saber si se está siguiendo el tratamiento adecuadamente.

 

http://celicity.com

 

Comparte!