Alimentación Saludable ¿Soy celíaco, como puedo alimentarme?


¿Soy celíaco, como puedo alimentarme?

Se entiende por alimentación saludable aquella que tiene todo los nutrientes esenciales y la energía necesaria para que nuestro cuerpo sea sano. Para lograr eso debemos consumir alimentos de todos los grupos de alimentos, los cuales son: frutas y verduras, cereales, tubérculo y leguminosas, leche y derivados, carne y derivados, azúcar y dulces, y por último, grasas y aceites.

o Las frutas y verduras son importantes por el aporte de fibra, la cual brinda saciedad principalmente en crudo. Además en caso de patologías como diabetes o dislipemias ayudan a regular su ingreso a sangre evitando cifras elevadas de glicemia y cantidad no adecuadas de colesterol. Podríamos decir que este grupo por el aporte de fibra, vitaminas y minerales, contribuye en la prevención de hipertensión, dislipemias, diabetes, ateroesclerosis, y otras enfermedades crónicas no transmisibles.

o El grupo de la leche y derivados cumplen un rol importante por el aporte de Calcio biodisponible que presentan, siendo estos la única fuente. El calcio es importante para la prevención de osteoporosis o enfermedades relacionadas con la falta de este mineral. En el caso de los enfermos celíacos pueden tener pérdida de densidad mineral ósea debida a la mala absorción de nutrientes que presentan previo el diagnóstico. Al principio cuando se diagnostica la enfermedad celíaca, se retira de la dieta la lactosa, ya que es un estimulante intestinal, a las 2 o 3 semanas se hace su integración a la dieta paulatinamente y ya al mes y medio la alimentación es normal.

o La carne y sus derivados son una importante fuente de proteínas de alto valor biológico, esto quiere decir que son asimilados en su totalidad por nuestro organismo, ayudando en la generación y regeneración de músculos. Además son la principal fuente de hierro de alta biodisponibilidad el cual es mejor absorbido por el cuerpo humano. En la enfermedad celíaca uno de los signos clínicos es la anemia ferropénica o sea anemia por falta de hierro.

o El grupo de las grasas y aceites: Proporcionan fundamentalmente energía. Enlentecen la digestión produciendo sensación de saciedad tras la comida. Las grasas pueden ser de origen animal o vegetal. La grasa animal es la que aporta su sabor especial a cada carne, tiene un predominio de ácidos grasos saturados, aunque su composición es variable, por ejemplo, la carne de vaca y de cordero son más ricas en ácidos grasos saturados que la de cerdo y la del pescado. Los aceites son la grasa líquida obtenida por presión de distintas semillas o frutos; entre ellos están: el aceite de semilla (girasol, maíz, soja) que son ricos en ácidos grasos poliinsaturados, ricos en ácido linoleico; el aceite de oliva que es monoinsaturado con propiedades en la prevención cardiovascular.

o El grupo de los azúcares y dulces, tienen un valor energético muy elevado. El azúcar es sacarosa cristalizada, que se obtiene de la remolacha o de la caña de azúcar. Contiene escasos nutrientes y fundamentalmente calorías. En el caso de los Dulces son de valor energético elevado, pero con valor nutritivo muy bajo, y ofrecen muy pocas vitaminas. Las grasas de estos alimentos son grasas saturadas o aceites hidrogenados (margarinas) con efectos perjudiciales a nivel cardiovascular. Debido a esto su consumo debe ser esporádico.

o Por último, el grupo de los cereales, tubérculos y leguminosas, este grupo es rico en hidratos de carbono y son la fuente principal de energía siendo prácticamente la base de la alimentación. Los cereales son: el arroz, el maíz, el mijo, el sorgo. Contienen una gran proporción de hidratos de carbono y también son fuente de minerales como el potasio, fósforo y magnesio y en menor medida de otros minerales (calcio, hierro y zinc). Sufre una serie de transformaciones por la que se obtiene la harina. El pan se hace con la harina de moler los cereales. Es importante recordar que el Trigo, la Avena, la Cebada y el Centeno (TACC) no pueden ser consumidos por los enfermos celiacos. En el caso de los tubérculos y las leguminosas tienen un elevado aporte de hidratos de carbono, y en el caso de las leguminosas contienen mucha fibra, siendo importante su inclusión en la dieta.

Dicho todo esto, las recomendaciones generales para una alimentación saludable, incluso siendo celiaco son:

✓ Realizar los 4 tiempos de comida (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y al menos 2 colaciones.

✓ Consumir frutas y verduras, al menos 5 al día.

✓ Consumir pescado 1 vez a la semana

✓ Utilizar el aceite en crudo (soja, oliva, canola u altooleico)

✓ Consumir 2 litros de agua diarios.

✓ Realizar algún tipo de actividad física, 30 minutos. Previa consulta médica.

Ante cualquier duda, es importante la consulta al Licenciado en Nutrición para guiarlos en la alimentación.

 

Agradecemos a la Lic en Nutrición Cecilia Mariño Casal que ha escrito esta nota para Comunidad Celiaca.

Comparte!